Ganadería

Recomendaciones para elegir e instalar una malla sombra como techo en ganadería

Malla Sombra Ganaderia

La malla sombra se desarrolló para brindar protección a las plantas de fuertes temperaturas, pero debido a su eficacia, su uso se extendió a otras áreas como la ganadería para resguardar a los animales. A la hora de elegir y colocar una de estas telas, tenga en cuenta estas claves.

El portal MallasRaschel que ofrece estas mallas explicó que son ideales para proteger al ganado, las plantas y las personas del impacto directo del sol y del viento, reduciendo la intensidad lumínica así la diferencia de temperatura entre el día y la noche.

Así pues, no solo mantiene la frescura en el día, sino que también evita cambios repentinos en la temperatura, conservando la humedad entre el suelo y la tela, logrando prevenir que las plantas sufran de shock térmico. (Lea: Efectos del estrés calórico en la reproducción bovina)

Las mallas sombra o polisombras están hechas de polietileno, polipropileno, poliéster y hasta con un tratamiento aluminizado (brillante metálico). El tratamiento aluminizado sirve para crear mayor refección y un efecto de luz difuminada debajo de la tela.

Los porcentajes de sombra pueden variar de un tenue 5 % (las de color blanco o transparente) hasta un 95 % en los tejidos espesos de color negro. Toda clase de malla sombra es permeable al agua (lluvia o riego por aspersión) así que se puede mantener las plantas bien hidratadas.

¿Qué tipo de mallas para sombrear hay disponibles en el mercado?

Existen principalmente dos tipos de tejidos para malla sombras: la tela anudada (raschel) y la tela tejida con el sistema de trama y urdimbre. La mayoría de trama y urdimbre están hechas con monofilamentos (aunque a veces también se hacen con rafia).

La malla tipo raschel se produce con polietileno estabilizado contra los rayos UV, que es ideal para casas sombra, invernaderos y viveros que requieran una , además de que resiste el deshilado en caso de cortes accidentales.

Las mallas raschel son decorativas, gracias a su variedad de colores o mezcla de ellos. Algunas mezclas comunes son: rayas verdes con negro, azul con blanco, beige con blanco o tricolor. Funcionan en estacionamientos, patios, jardines, restaurantes y kioskos.

La estructura abierta de este tipo de tejido la hace resistente a daños por viento y reduce la acumulación de calor. Es fácil de instalar y se puede modelar y cortar a la medida, no requiere de una bastilla perimetral y resiste los agroquímicos y detergentes.

En cambio, la malla sombra de monofilamento de polietileno de alta densidad, conocida como tejida, viene hecha con trama y urdimbre y son tejidas con monohilo de polietileno. Tiene tratamiento estabilizado con antioxidantes solares que la protegen contra los rayos UV.

Este tejido de monohilo se considera de calidad profesional y pesa más que la malla raschel comparando grados y porcentajes de sombra similares. El tipo de tejido requiere de una bastilla perimetral y una buena costura que prevenga el deshilarse de la tela.

Las telas producidas con monofilamento para uso agrícola profesional (invernaderos, viveros o casas sombra) duran muchos años bajo el sol y no les afectan los agentes químicos agrícolas. (Lea: ¿Cómo influye el estrés calórico en el metabolismo de los bovinos?)

Sobre el porcentajes de sombreado que dan los diferentes tipos de mallas, detalló que las mallas anudadas raschel y las tejidas de monofilamento vienen en diferentes densidades y sombras, que en el sector se define como “porcentaje de sombra”.

Por lo general, las sombras entre 30 % y 50 % son ideales para hortalizas. En cambio, las de una densidad entre 80 y 95 % se usan comúnmente para las personas o animales. (Lea: Reducir el estrés calórico en sus bovinos aumenta la ganancia media en 15 %)

Consejos para instalar las mallas

Por otra parte, un artículo del portal Plan Agropecuario ofreció algunas recomendaciones al instalar una malla de sombra para el ganado:

  1. La malla es barata siempre que dure más de un año, para que eso suceda se debe colocar con broches todo a lo largo cada 30 cm y alambres que la crucen por encima y por debajo para que el viento no la levante.
  2. No se deben realizar sombras que tengan más de 20 m. de largo. Es mejor tener varias sombras distribuidas en un potrero que una sola muy larga.
  3. Se debe calcular 1 m2 por vaca, ya que no se espera que estén todas a la sombra a la misma vez.
  4. La altura debe ser tal que los animales no lleguen a morderla; por lo tanto se debe pensar en una altura de 2 1/2 m.
  5. Se debe colocar en un lugar en el que circule viento, por lo que hay que extremar precauciones para que no se desprenda.
Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.